Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 57.49RD$ 58.45

RD$ 63.50RD$ 67.32

Combustibles

Precio

RD$ 147.70

RD$ 183.70

RD$ 198.00

RD$ 105.40

ITBIS con tasas de 18 y 16% seguirá por tiempo indefinido

Publicado en Económicas, hace 1 mes

Santo Domingo.- La estrepitosa caída de la economía dominicana en el 2020, a consecuencia del cierre productivo que por más de dos meses provocó la pandemia del coronavirus, impactará en la política impositiva que ejecutará el Gobierno en el 2021 para sustentar el presupuesto general del Estado.

Uno de los aspectos que deberá seguir invariable es la aplicación de dos tasas para el Impuesto a las Transferencias de Bienes Industrializados (ITBIS), el tributo más importante del sistema impositivo dominicano. Desde que se aprobó la reforma fiscal del 2012 el impuesto, tipo valor agregado, corre con una tasa de 18%, aplicable a los bienes y servicios que entonces pagaban 16%, y la del 16% creada para un grupo de bienes alimenticios (café, azúcar, crema, yogur) que hasta ese momento estaban exentos y que comenzaron con una tasa progresiva de 8%.

También hay incógnitas acerca de la activación o no de figuras impositivas creadas en la reforma fiscal del 2012 pero que han permanecido por siete años suspendidas. A partir del 2016 el ITBIS debía perder dos puntos porcentuales (de 18 a 16%) en la tasa de aplicación al mayor volumen de bienes y servicios gravados, pero era una baja condicionada al comportamiento de la recaudación.

La Estrategia Nacional de Desarrollo, Ley 1-12, condiciona la unificación de la tasa del ITBIS al 16% a que el país logre una presión tributaria de un 16%, nivel que dista mucho debido que la economía dominicana que venía creciendo en promedio sobre el 5% anual entre 2013 y 2019, para el 2020 se espera un descenso de alrededor del 7.5% del producto interno bruto (PIB).

El proceso

La presión tributaria, que en el año 2012 estaba 13%, comenzó un lento proceso de recuperación con la reforma fiscal del 2012 (Ley 253-12, para el fortalecimiento de la capacidad recaudatoria del estado para la sostenibilidad fiscal y el desarrollo sostenible), pero los niveles logrados quedaron por debajo de las expectativas y de las escalas planteadas en la END 2030. Con rezagos, la meta avanzaba hacia la consecución de una presión tributaria de al menos un 16% del PIB. Pero el bajón de la economía durante el cursante año 2020 echó para atrás y se estima que al finalizar el período la proporción de los impuestos cobrados por el Gobierno con relación al PIB bajará unos dos puntos porcentuales, colocándose en un nivel cercano al 13% del 2012.

Dos condiciones se están dando para ese descenso. Primero las recaudaciones cederán al final del año unos RD$140 mil millones aproximadamente, debido a que el Gobierno había proyectado en el presupuesto original 2020 una recaudación sin donaciones por unos RD$747,000 millones pero la caída de ingresos provocada por la pandemia obligó a una reestimación a la baja y en el segundo presupuesto complementario se estimó en RD$610,000 millones.

El segundo elemento de contingencia es el monto del PIB, que originalmente había sido proyectado en unos US$89,000 millones aproximadamente, pero que ahora hay estimaciones que plantean que será por debajo de US$80,000 millones.

El nivel de presión tributaria de 16% deberá esperar, y se estima que será difícil lograrlo con la misma estructura tributaria porque el retroceso económico de la pandemia ha ampliado el hoyo fiscal. Las mejoras administrativas que estuvo aplicando la pasada administración llevaron la presión fiscal a un 15% a finales del 2019. Esas mejoras aportaron en promedio un 1% durante los dos últimos años. Buscaban compensar los huecos que la reforma fiscal del 2012 no cubrió porque los puntos esperados de rendimiento, 2% de presión tributaria, no se alcanzaron con la aplicación de la ley, que dejó fuera algunos aspectos desde el primer año de aplicación. Uno de esos temas dejados flotando desde el 2013, año cuando entró en vigencia la ley 253-12, fue el impuesto de RD$12,000 anual por concepto de operación a los establecimientos de venta al por menor. Ese impuesto, que se argumentó sería un paso para la formalización de los pequeños negocios, fue fijado en el artículo 47 de la ley 253-12.

También quedó flotando el Impuesto de Circulación Vehicular del 1% del valor de los vehículos, mandado por el artículo 15 de la misma ley. La administración anterior, que fue quien propuso la reforma fiscal que creó el nuevo impuesto a la placa, prefirió hacer ajustes para el cobro del tributo, sin aplicar la figura creada, la cual en algunos casos obligaría a propietarios de vehículos lujosos a pagar hasta más de RD$100,000 por el derecho a circular que ahora cuesta en el caso más caro, RD$2,400 al año.

La tasa para desarrollar telecomunicaciones bajó

La reforma del 2012 además modificó, para dividir entre dos receptores, la tasa del 2% que grava los servicios de telecomunicaciones, para el desarrollo del sector. Hasta el 2012, el recaudo de esa tasa iba completamente al Instituto de las Telecomunicaciones (Indotel). Desde el 2013, un 50%, es decir la mitad, va a la Tesorería Nacional, como parte de las recaudaciones ordinarias del Gobierno. Se estima que las actuales autoridades fiscales mantendrán el modelo. Y la unificación de tasas del itbis no se hará porque será necesario mantener la del 18% porque “no se ha alcanzado la meta de 16% de presión tributaria establecida en la Ley 1-12 de la Estrategia Nacional de Desarrollo al 2030”. Por la misma causa se mantendrá el impuesto del 1% a los activos.

Mandato
La Estrategia Nacional de Desarrollo preveía que para el 2016 la presión tributaria del país se situara en torno al 16% del PIB”

Consecuencia
El fracaso de la estructura impositiva dominicana en producir un rendimiento fiscal proporcional a la producción ha fijado impuestos provisionales”.

NUESTRAS EMISORAS