Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.50RD$ 55.50

RD$ 53.50RD$ 57.50

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Ayudas sociales en tiempo de crisis económica

Publicado en Todo Incluido, hace 1 mes

Dada la calamitosa situación económica internacional o de carácter exógena que afecta actualmente a las principales naciones del mundo o de mayor industrialización y que impacta negativamente sobre las economías dependientes de ellas, casi todos los países han tenido que aumentar su gastos corrientes y dentro de estos, los gastos sociales, sacrificando el gasto de capital o de inversión a largo plazo.

Como consecuencia de dicha situación, el gobierno dominicano, que no ha sido la excepción, entre los gobiernos del mundo, en recurrir a los subsidios sociales generalizados, con el propósito de cuidar la seguridad alimentaria y de sostenibilidad de todos los dominicanos y, que algunos de los señores de la oposición política se dan a la tarea de criticar acremente.

En ese sentido, semanalmente el gobierno dominicano eroga más de RD$1,800 millones para evitar que los dominicanos tengan que absorber los aumentos de los precios de los combustibles, a raíz del aumento del barril del petróleo que se cotiza por encima de los US$115.00 el barril.

Esto así, ya que la República Dominicana no es un país productor de hidrocarburos y, por lo tanto, tiene que importar y refinar los mismos para el consumo interno.

No es un secreto, que permitir que los precios de los hidrocarburos se apliquen al consumidor conforme a la paridad de este en el mercado local, sería muy difícil para toda familia de ingresos medio o bajo no indexados el tener que cargar con los altos precios a los que tendrían que venderse todos los productos y servicio de primera necesidad.

Recientemente, el presidente de la República expresó que: “su gobierno ha sido el que ha dado más ayudas sociales que cualquier otro gobierno”.

Afirmó que su gestión ha puesto el oído en el sentir de la gente, y por eso sus programas de ayudas sociales han sido ampliamente reforzados y democratizados para que esas ayudas lleguen a todos los necesitados.

Destacó, que sus programas de ayudas se realizan en un solo lugar, donde se agrupan más de 15 instituciones del Estado, para brindar ayudas a las familias necesitadas y de escasos recursos.

En los distintos recorridos que el primer mandatario realiza semanalmente, a parte de las inauguraciones que lleva a cabo, a su paso va entregando más tarjetas del programa de transferencia monetaria “Supérate”, como lo hizo el sábado recién pasado en Puerta Plata, donde entregó cientos de tarjetas de ayudas a los pescadores pertenecientes a varias asociaciones.

En el orden de la seguridad alimentaria, las autoridades gubernamentales afirmaron que no habrá escasez de alimentos, pues la política para el campo que implementa el ciudadano presidente de la República, Luis Abinader Corona, garantiza dicha seguridad de alimentos, pese a la crisis mundial.

En ese orden, se está sembrando todo el país, apoyado con recursos económicos que se entregan a través del Banco Agrícola y el Ministerio de Agricultura a todos los productores. Se trabaja en la preparación de terrenos para la siembra con maquinarias, abonos, material de siembra, asistencia técnica, reparación y reconstrucción de canales de riego.

Gracias a esa política, trazada por el presidente, Luis Abinader Corona, el país produce: arroz, plátanos, huevos, pollos, leche, vegetales, carnes, legumbres, batata, yuca, frutas y una gran variedad de productos agropecuarios a precios bajos, debido a los subsidios enfocados a reducir el impacto de la inflación importada que azota el mundo.

Como parte de dicha política, el gobierno garantiza productos de la canasta básica a través de los mercados de productos del Instituto de Estabilización de Precios (Inespre) en todo el país.

Desde agosto del año 2020 a mayo de 2022, el gobierno ha facilitado a los sectores productivos más de RD$7,936 millones a tasa cero, mediante 8,628 préstamos que han favorecido a 11,751 productores de alimentos, y actualmente se dispone de más de RD$15 mil millones, para continuar incentivando la producción.

A pesar de estas políticas de la administración Abinader, las cuales están arrojando pingües frutos, al extremo de que muchos de los rubros agrícolas que en gestiones anteriores se importaban, hoy no se están trayendo del exterior, ya que el país es autosuficiente, contrario a muchas naciones, tal el caso de los EE.UU, que hoy enfrentan desabastecimientos en muchos productos y donde el precio de la gasolina hoy se paga hasta a US$8.00 y US$9.00 el galón.

Mientras eso sucede, el Banco Central (Fed) de los Estados Unidos, ha tenido que aumentar las tasas o tipos de interés para contrarrestar la inflación galopante, que los consumidores norteamericanos están soportando y, arriba de ello se asoman amenazas de estanflación, que se espera no suceda, ya que impactaría negativamente a la República Dominicana y otros países.

Esto así, ya que muchos dominicanos dejarían de trabajar, afectando las remesas que estos envían a sus seres queridos, mermando también la llegada de turistas de esa nación haciendo que las reservas internacionales disminuyen sensiblemente y aumentan mucho más los gastos financieros de los préstamos.

Y así, un político del pasado se atreve a decir que: “el gobierno no está haciendo nada, que la política dirigida a garantizar la seguridad alimentaria es ineficiente”.

Caramba, cuanta mezquindad la del presidente del partido de color verde, opuesto al gobierno, al no reconocer los éxitos de la gestión de Luis Abinader Corona, en materia monetaria, fiscal, educativa, agrícola, pecuaria, obras públicas, entre otros sectores, por el solo hecho de aspirar a volver al solio presidencial para hacer lo mismo que hizo en sus tres periodos de gobierno.

Hay tristeza entre los integrantes de los dos principales partidos opuestos al gobierno, ya que añoran volver a disfrutar de los bienes del Estado, a manos sueltas, como lo hacían anteriormente, cosa que fue erradicada de cuajo en la gestión del presidente Abinader, el manejar los recursos del erario antojadizamente.

Realmente, afuera están y afuera se quedarán, ya que hoy impera una nueva cultura de gobernar: honestidad, humildad, trabajo tesonero a favor de todo el pueblo dominicano, transparencia, rendición de cuentas oportunamente y por supuesto responsabilidad en las ejecutorias gubernamentales. La consigna es ahora no mirar pa tras.

NUESTRAS EMISORAS