Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 58.48RD$ 59.53

RD$ 62.95RD$ 66.55

Combustibles

Precio

RD$ 239.10

RD$ 273.50

RD$ 291.60

RD$ 132.60

Bonos soberanos de RD aumentan un 76.3% en cinco años

Publicado en Económicas, hace 4 semanas

Santo Domingo.- Los bonos soberanos cargan el presupuesto nacional de República Dominicana sobre sus espaldas. Al cierre del 30 de abril de 2024, la Dirección General de Crédito Público reportó 29,147.9 millones de dólares USD. Ese es el 74.7% de toda la deuda externa.

Esa es una tendencia que ha tomado fuerza en el corto plazo. Al cierre de abril de 2019, los bonos soberanos en el portafolio de deuda nacional era de 16,525.9 millones de dólares USD. Ese monto creció un 76.3% desde 2019 hasta el cierre del 30 de abril de 2024, cuando alcanzó los 29,147.9 millones de dólares USD.

¿Qué son los bonos soberanos? Títulos de deuda emitidos por un gobierno nacional. La República Dominicana, como muchos otros países, emite bonos soberanos para obtener capital de los inversores. La tasa de interés pagada por estos bonos varía y depende de varios factores, como la duración del bono y las condiciones del mercado.

En su Estrategia de Mediano Plazo para la Gestión de la Deuda Pública 2024-2028, el mismo Ministerio de Hacienda sostiene que con relación a la composición de la deuda por acreedor, los bonos globales componen la mayor parte de la deuda y es la proporción que más ha aumentado en el periodo 2019-2023. Por otra parte, tanto la deuda con multilaterales y bilaterales como la interna han ido disminuyendo como proporción del portafolio desde el 2019.

El Gobierno, declaró la Estrategia de Hacienda, otorgará prioridad a emisiones en moneda local tanto en el mercado doméstico como internacional. “Como parte de esta iniciativa, en febrero de 2018, el Gobierno Dominicano emitió el primer bono soberano en moneda local en República Dominicana, con un monto de RD$40,000 millones y un cupón de 8.9%, sentando las bases para este tipo de transacciones en el país. En los años subsiguientes, se han emitido 4 series nuevas de este producto y será complementado con mayores emisiones en el mercado doméstico”.

“La Estrategia de Deuda Pública a Mediano Plazo 2024-2028 considera la estimación de necesidades de financiamiento a partir de supuestos de variables macroeconómicas proyectadas. Las necesidades de financiamiento se constituyen a partir del resultado fiscal y las aplicaciones financieras, compuestas por: amortización de deuda, cuentas por pagar e incremento de activos financieros”, explicó el documento.

En los últimos años, señaló Hacienda, el Estado Dominicano ha incrementado el apoyo por parte organismos como el Banco de Desarrollo de América Latina y el Caribe (CAF) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), quienes abren una ventana a oportunidades de financiamientos “tanto para proyectos de inversión como para apoyo presupuestario“. Estos tipos de créditos se acuerdan bajo las políticas de financiamiento y perspectivas de crecimiento y desarrollo de las organizaciones, lo cual promete lineamientos de buenas prácticas internacionales.

“De igual manera, la mayoría de estos financiamientos van atados a proyectos y programas con propósitos establecidos que deben ser cumplidos para la adjudicación de los fondos, asegurando así su buen uso. Esto brinda mayor transparencia en la ejecución de fondos de crédito externos. Por otro lado, estos financiamientos ofrecen períodos de gracia y plazos de repago extensos que permiten aumentar el tiempo promedio de madurez y disminuyen el riesgo de refinanciamiento. Algunos de los organismos como el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, facilitan ajustar los pagos de principal según el perfil de vencimientos, lo que permite suavizar los compromisos en los años con altos vencimientos”, expresó la Estrategia.

En ese aspecto, Hacienda se inclina hacia los créditos asociados a multilaterales y bilaterales ofrecen niveles menores de tasa de interés frente a otras fuentes financieras como bonos domésticos y soberanos. Los márgenes, que componen la parte fija de este tipo de financiamientos, presentan niveles favorables, lo que se traduce en un beneficio, ya que a medida que las condiciones de mercado se estabilicen, el costo de deuda será menor.

El indicador de deuda sobre PIB determina el nivel de endeudamiento del país y permite una comparación con sus pares y diferentes líneas temporales. “Mantener este ratio en un nivel sostenible es de suma importancia, ya que garantiza una mayor estabilidad fiscal en el largo plazo“, considera Hacienda.

NUESTRAS EMISORAS