Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.30RD$ 55.60

RD$ 59.00RD$ 63.00

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Cañeros vuelven a exigir pensión al gobierno

Publicado en Nacionales, hace 6 años

Santo Domingo. Los trabajadores cañeros volvieron a protestar en las afueras del Palacio Nacional luego de ausentarse por varios meses, el reclamo es el mismo que en ocasiones anteriores: pensión para su clase y otras reivindicaciones. El vocero de la Unión de Trabajadores Cañeros de los Bateyes advirtió que el próximo 16 de agosto marcharán hasta el Congreso Nacional, para reclamar más de cinco mil pensiones que están en veremos y denunció que en el último mes han muerto más de 20 de sus compañeros sin haber disfrutado de su pensión o un seguro médico digno. Asimismo, Jesús Núñez se quejó de que los extranjeros no han logrado la residencia permanente, por lo que anunció intensificarán las protestas.

El vocero detalló que como parte de su agenda de lucha, el 17 de agosto volverán hasta las afueras del Palacio Nacional acompañados de cañeros de La Romana y San Pedro de Macorís y que volverán a exigir lo que entiende es su derecho.

“A partir de ahora vamos a iniciar un gran movimiento de los trabajadores cañeros por su ley”, advirtió.

Mientras protestaba en las afueras de la casa de gobierno, Núñez también se refirió al Plan de Regularización sobre lo que dijo no puede ser efectivo porque al Estado haitiano no le interesa documentar a sus nacionales.

“El gobierno haitiano no le importan sus nacionales, con ese gobierno no puede haber un plan de regularización que funcione porque son irresponsables”, dijo el vocero.

En ocasiones anteriores el vocero había precisado que más de 22 mil trabajadores cañeros que trabajaron por alrededor de cinco décadas, no les fue reconocida su jornada de trabajo y a muchos no le han dado una pensión. Los hombres y mujeres que escenificaban una especie de mar ocuparon la explanada completa de las oficinas gubernamentales frente a la casa de gobierno, como de costumbre custodiada por un contingente policial que no les permitía interrumpir el tránsito. Ni el radiante sol ni el sofocante calor les fue obstáculo para continuar sus reclamos

 

NUESTRAS EMISORAS