Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.50RD$ 55.50

RD$ 53.50RD$ 57.50

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Con Monte Grande el sur se volvería un norte…

Publicado en Todo Incluido, hace 7 años

Está establecido que las parte norte del mundo tienden a ser menos pobres y las partes sur tiende a ser menos productivas y por tanto líderes en pobreza, la escasez de lluvias en la última y la falta de inversiones en obras de infraestructuras hidráulicas son los ejes principales de los resultados en la condición humana, mientras que el el norte, fluye ese decisivo factor que completa el ciclo reproductor que sacia el hambre y necesidades al hombre, sin ninguna inversión extra que no sea la preservación de los factores que hacen posible la condensación del agua contenida en el aire.

En nuestro país, donde el sur es característico de sequedad, salinidad por importantes llanuras y contentivo de superficies bajas, a punto tal, que en el legendario y patriótico suroeste tenemos la parte más baja de la isla y de las antillas menores, la “hoya del lago Enriquillo”, punto que por lógica, tienden a llegar las aguas generadas en el entor, y por alguna razon natural no haya sido desviada a otros destinos que se lo imposibiliten.

El norte nuestro, rico en todo tipo de actividad agropecuaria, de alguna manera, por su orografía y su mayor altura, genera aguas que de alguna manera son factores de incidencia en nuestro candente sur, el cual, desde la loma “la rusilla”, a 3000 metros por encima del nivel medio del mar, da la naturaleza a luz dos hermanos gemelos, el río Yaque del Norte y el río Yaque del Sur, este último trata con su audaz recorrido de 161 kilómetros, de dar el diseño al hombre para que revierta ese factor, con obras mínimas de infraestructura, con las que de ser bien concebidas cambiaríamos drásticamente nuestro semblante, llevándolos a ser tan ricos y hermosos como cualquier norte. En primer lugar las obras de dominación de los grandes caudales que este serpenteante río lleva en épocas de él hacerse sentir ante la naturaleza.

La otra obra lo sería la anhelada presa de “Monte Grande”, la cual, con su incremento en más de 170 mil tareas las tierras que el hombre habrá de poner a parir, llevando con mayor eficiencia el tareaje de alrededor de 345 mil tareas a más 545 mil, a su paso quedarían desmontadas mas de 30 sistemas de bombeo de aguas por diferentes tipos de energías convencionales, generación de 12 ò 15 megas de electricidad, no 18, porque llevarla a 18 disminuiría coberturas necesarias de riegos y éste, es la prioridad, agregaría también alimentación de importantes acueductos y la gran oferta de rubros atractivos del turismo, más la implementación en todos los niveles de crianzas de peces y demás productos del interior de las aguas, con Monte grande el sur se convertiría en norte, y el norte segurìa siendo el mismo.

Por José Antonio Matos Peña.-

NUESTRAS EMISORAS