Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.30RD$ 55.60

RD$ 59.00RD$ 63.00

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Conocen medida coerción en contra Blas Peralta y otros imputados

Publicado en Nacionales, hace 6 años

Santo Domingo.- El juez del juzgado de Atención Permanente del Distrito Nacional inició el conocimiento de la medida de coerción  en contra de  Blas Peralta y otros imputados acusados de la muerte del exrector de la Universidad de Santo Domingo (UASD), Mateo Aquino Febrillet, donde la fiscalía y la universidad estatal piden prisión preventiva.

El magistrado José Alejandro Vargas inició el conocimiento de la solicitud de medida de  en contra de Peralta y los otros imputados el coronel retirado Rafael Herrera Peña, Franklin Venega y Geraldo Félix Batista, quienes se encuentran recluidos en la cárcel preventiva del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

El magistrado informó que iba a dejar pasar a los periodistas sin camarógrafos ni fotógrafos para que estuvieran presentes en la audiencia, pero al principio los abogados de los imputados se opusieron. Luego los periodistas pudieron entrar.

Se recuerda que  la audiencia anterior se había aplazado, a fin de que los imputados estuvieran representados por su abogados.

En la solicitud de medida de coerción presentada por la fiscal del Distrito Nacional, Yeni Berenice Reynoso y el fiscal adjunto Kelvin Colón Rodríguez, se señala que Blas Peralta utilizó una pistola cargada por la Policía Nacional, de donde era asimilado, para matar  al ex rector de la UASD, cuya balística dio positiva con un proyectil en el cuerpo de la víctima.

Señala que Blas Peralta, luego de una discusión en el restaurante El Lago, procedió a darle persecución por varios minutos al vehículo en que viajaban Aquino Febrillet, el chofer Joel Soriano Ramírez, el candidato a diputado Edward Montás, y la secretaria Rosa Mañaná Ramírez. Estos dos últimos resultaron heridos.

Aduce que “Luego de disparar, Blas Peralta se comunicaba con el coronel Herrera Peña, tratando de cambiar el cañón del arma homicida, de arrojar los teléfonos de él y de sus cómplices al mar y buscar a una persona que asumiera la culpa del asesinato”.

NUESTRAS EMISORAS