Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 56.03RD$ 56.37

RD$ 56.00RD$ 60.00

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Díganlo en SICA

Publicado en Todo Incluido, hace 2 meses

José Báez Guerrero

El debate sobre la relación con Haití está permeado por varias patéticas argucias. Sofisma es “razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso”.

Ante su incesante crisis que presagia una estampida de inmigrantes ilegales, conviene recordar que ellos atribuyen a los dominicanos las desgracias que han creado los propios haitianos para destruir su territorio e instituciones. Esa falacia busca justificar que crucen aquí a imponer sus bárbaras costumbres. Por eso alegan contradicciones e incoherencias legales sobre cómo obtener nuestra ciudadanía.

Pretenden igualar casos ordinarios con los de descendientes de haitianos que dicen ser dominicanos, pero carecen de documentos probatorios.

Un principio jurídico allá y aquí es que quien alegue un hecho en Justicia debe probarlo. ¿Puede cualquiera ir a otro país y alegar ser nacional suyo sin demostrarlo? Solicitar la ciudadanía cumpliendo la Ley es muy distinto a exigir sin demostrar el invocado derecho, situación que la legislación dominicana prevé y ofrece solucionar. A propósito, ¿cuántos extranjeros han solicitado a Haití otorgarles su precaria ciudadanía?

NUESTRAS EMISORAS