Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 58.75RD$ 58.72

RD$ 59.65RD$ 63.75

Combustibles

Precio

RD$ 239.10

RD$ 273.50

RD$ 291.60

RD$ 132.60

Diputado para repartir dádivas

Publicado en Todo Incluido, hace 2 meses

El respeto a la dignidad humana es transversal a todos los demás derechos constitucionales. Es por ello que, hasta nuestra constitución, precisamente se fundamenta en el respeto a la dignidad humana. Los 190 diputados que actualmente tiene la República dominicana, tienen constitucionalmente como funciones principales: Legislar (crear leyes), fiscalizar y representar los ciudadanos.

La figura del legislador no fue diseñada para dedicarse a repartir dadivas a la gente en un estado de necesidad (gente muy pobre). Para eso está precisamente el Poder Ejecutivo y el Plan Social de la Presidencia. Sin embargo, los políticos chatarras, como están muy conscientes de la existencia de esa legión de gente muy vulnerable, no escatiman ningún esfuerzo para convertirla en su mercado cautivo.

La pregunta obligada es: ¿Cómo hacer para que políticos sin escrúpulos y sin ninguna preparación profesional ni competencias, que solo tienen una larga y dilatada militancia en los partidos grandes, y dinero para financiar sus campañas, sigan aspirando a convertirse en legisladores, solo para dedicarse a repartir ayudas a la gente más vulnerable?

La respuesta se enfrenta a inequívocas dificultades: Nuestro país no solo tiene un clientelismo muy arraigado desde la época del Balaguerísmo y el Perredeísmo, y que asumió también el PLD y hoy el PRM, sino que a ello hay que sumarle la pobreza que han estado reproduciendo los gobiernos en los últimos 50 años, sin perder de vista otro indicador importante, me refiero a que en los últimos años, nuestro país ha estado ocupando los últimos lugares en las Pruebas Pisa.

Una combinación letal: Una gran legión de gente en un estado cierto de necesidad (Pobre y con una escasa educación). Y un sistema educativo que ha sido incapaz de convertirse en el motor de desarrollo de un país ávido de mejor suerte.

No será suficiente que la gente más educada e instruida deje de votar por candidatos a diputado que lo único que tienen en agenda es convertirse en una especie de trabajador social del Plan Social de la Presidencia, es decir, convertirse en un gestor de la repartición de cajas de comida, canastillas, mosquiteros, habichuelas con dulce, electrodomésticos, etc. Se necesita revertir esa realidad, la misma que mantiene capturada a millones de gente, en los programas sociales y en el protagonista de todo esto: El clientelismo.

La excusa ya muy gastada y manoseada sigue siendo la misma. Los políticos chatarras que aspiran a ¨diputado¨, aducen que se trata de un gesto humanitario, pues donde no llega el Poder Ejecutivo, ellos sí   alcanzan a llegar. Una vulgar excusa, pues todos sabemos que de lo que se trata es de una política muy bien diseñada por parte de las élites que controlan el partido que esté en el gobierno, para justificar ese perenne clientelismo, cuya principal fuente nutricional es la necesaria pobreza.

Esto termina desincentivando a nuestro mejor activo. Es decir, a nuestra  más instruida, capaz y preparada; a nuestra gente con las mejores competencias para ser legisladore; por lo que difícilmente ese activo esté dispuesto a dar un paso al frente para enfrentar a un gobierno con su Plana Social; a los financiadores tradicionales de las campañas; y hasta los narcos y lavadores que decidan también invertir en un negocio, que ellos insisten en llamar Política.

NUESTRAS EMISORAS