Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.50RD$ 55.50

RD$ 53.50RD$ 57.50

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

El Cardenal pide a Danilo que hable sobre conflicto Haití

Publicado en Nacionales, hace 8 años

Santo Domingo.- A siete días de haberse producido el secuestro del personal en el Consulado dominicano en el poblado haitiano Anse-à-Pitre, el Gobierno dominicano continúa en silencio, a pesar de la presión de diversos sectores para que se pronuncie.En ese sentido, el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez pidió al presidente Danilo Medina pronunciarse sobre el conflicto originado con los haitianos y los ataques al cuerpo diplomático dominicano en ese país.

El religioso reprochó el silencio guardado por el Gobierno en torno a los conflictos originados con nacionales del vecino país durante las últimas semanas.

“Por consiguiente, yo creo que es importante que él como supremo magistrado de la nación tiene que dar unas palabras y hablar frecuentemente al país y cada vez que haya una situación le responda inmediatamente”, manifestó López Rodríguez.

A propósito de las declaraciones del embajador de Haití, Fritz Cineas, López Rodríguez consideró que “el tema haitiano necesita mucha paciencia y mucha cordura de parte de los que están manejando la situación, pero al mismo tiempo según mi parecer, se necesita firmeza”.

Expresó que la República Dominicana no puede continuar a merced de lo que digan dos o tres personas del Gobierno dominicano, por lo que instó a las autoridades a plantear en serio, los problemas reales del país.

“Por consiguiente, el Presidente de la República tiene que estar atento a oír todas las voces dominicanas, no solamente las que están al lado de él, que pueden estar más o menos orientadas o desorientadas”, dijo el Arzobispo de Santo Domingo.

Visiblemente molesto, López indicó que da la impresión de que los organismos internacionales y muchos gobiernos poco afectos a nuestro Gobierno, están tomando a la República Dominicana como un pretexto para hacer de ella lo que quieran.

“Y los dominicanos que nos sentimos tales, y yo estoy entre ellos, no aceptamos que nadie venga aquí a disponer lo que le parezca. Ningún gobierno extranjero, ni de ningún tipo”, advirtió López Rodríguez.

Al responder preguntas de los periodistas, dijo que desde su punto de vista al Gobierno le ha faltado un poco de firmeza frente a las situaciones conflictivas, que se han presentado en las últimas semanas con los haitianos.

“Nos están provocando continuamente, por eso es bueno que el Gobierno diga cuál es su posición. Para mí es una situación muy delicada, incluso las veces que me ha tocado intervenir fuera del país lo he dicho claramente”, señaló.

Embajador de Haití

En el Palacio Nacional, Fritz Cineas, embajador de Haití en el país, acusó a la prensa dominicana de hacer una “tormenta en un vaso de agua” en torno al incidente del fin de semana.

Manifestó que los presidentes de ambas naciones son muy amigos, que el diálogo bilateral continuará y que las relaciones entre Haití y República Dominicana son armoniosas.

Por otro lado, aseguró que, contrario a lo que se ha dicho, la mayoría de los haitianos que están en el pueblo de Montellano, Puerto Plata, donde la fundación canadiense El Samaritano construyó viviendas, tienen sus documentos de rigor.

De inmediato, Euclides Gutiérrez Félix respondió con firmeza las aseveraciones de Cineas. “Ese hombre tiene mucho tiempo aquí. Yo lo respeto. Sabe escribir, pero está totalmente divorciado de la realidad.

En tanto que el director de Migración, José Ricardo Taveras, dijo que lo sucedido en el Consulado dominicano en Haití, si bien no fue un secuestro, fue una situación que puso en peligro muchas vidas. “Entendemos que es un tema delicado y no es el primero. En Dajabón también hubo una situación de acoso al Consulado dominicano hace unas cuantas semanas

De su lado, el ministro evangélico Ezequiel Molina confía en que el Gobierno reaccionará sobre el tema, pero aclaró que la situación de Haití no es simple. “Esto que pasó de secuestrar al cuerpo diplomático es catastrófico y muy grave”, dijo el pastor.

NUESTRAS EMISORAS