Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 57.60RD$ 59.10

RD$ 61. 50RD$ 67.00

Combustibles

Precio

RD$ 239.10

RD$ 273.50

RD$ 291.60

RD$ 132.60

El descubridor de Beltré: “Pensé que D´Angelo iba a ser mejor que Adrián”

Publicado en Deportes, hace 1 mes

Santo Domingo.-   El Adrián Beltré que llegó a la liga de Franklin Rodríguez con 13 años no era muy atlético, estaba por debajo de la estatura y un poco sobrepeso para su edad. Bajaba a pies desde El Café, Herrera, hasta el Hogar Escuela Santo Domingo Savio del kilómetro 11.5 de la avenida Independencia.

Sin embargo, en alrededor de 24 meses que estuvo en la academia, donde solo se jugaba entre viernes y domingo, se transformó en un talento tan especial que 30 años más tarde es parte de ese menos de 2% de los bigleaguers con nicho en el Salón de la Fama.

Rodríguez recuerda que a los 14 años Beltré realizó un viaje a Batey Central, Barahona, donde pegó un batazo “kilométrico”. “A partir de ahí no para más de batear”.

“Yo con el conocimiento que tengo ahora creo que Adrián lo hubiese firmado por US$10 millones”, dice en su oficina en el Ministerio de Deportes donde se desempeña como encargado para la provincia Santo Domingo.

Al poco tiempo la voz comenzó a regarse entre los cazatalentos, pero Rodríguez tenía una relación cercana con Pablo Peguero (Dodgers), quien hacía donaciones a su liga, y al presentarse al estadio el veterano scouts Luis Rosa (Gigantes) y citarlo a San Pedro de Macorís en lugar de eso se fue al Campo Las Palmas, en Guerra, para explicarle a Peguero que no quería que otro equipo lo firmara.

“Cuando Adrián hizo dos o tres swings Pablo me dijo, ´es el mejor pelotero que yo he visto´. Cuando enseñó ese brazo que tiene decidió firmarlo”, dice Rodríguez, un dirigente que por su liga ha entrenador a peloteros como Edinson Vólquez, Melky Cabrera, Jimmy Paredes, Rafael Pérez y Freddy Peralta.

“Hablar de Salón de la Fama no pasó por mi mente, pero Eddy Toledo desde que lo vio en su primer juego como profesional en la Liga de Verano quedó impresionado”, recuerda Rodríguez.

“Regularmente el muchacho que tiene talento es complicado y hay que estar encima de él. En el caso de Adrián no fue así, lo mismo que tú ves ahora él fue así, un muchacho correcto, viene de una familia así correctísima, tanto su papá, Negrito (Bienvenido), como su mamá (Andrea) y su demás familia, son personas muy correctas”, dice Rodríguez sobre el quinto dominicano elegido al templo de los inmortales del béisbol.

Cita el caso del exjardinero Abraham Núñez, quien pasó por su liga (llevado por Audo Vicente), pero que no se sometió a la disciplina y cree que era un jugador sobrado de talento.

“Le digo a la gente, Adrián Beltré no es el pelotero que yo he firmado con más talento, a la hora de firmar. Yo he firmado muchachos con más talento que él, pero no han tenido la dedicación y tal vez la familia también para hoy ser unos Grandes Ligas.

No obstante, Rodríguez pensaba que Melky era el bateador de más talento que ha tenido antes de firmar.

“Yo tenía otro pelotero que para mí era mejor que Adrián, que era D´Angelo Jiménez, y cuando Pablo me firma a Adrián yo le digo; ´Pablo el jueves le voy a llevar uno mejor que ese´, me dijo Pablo, ´¿Pues tú estás loco?´, y el jueves llevé a D´Angelo Jiménez al Campo Las Palmas, ya los Yanquis casi con un acuerdo con su familia y cuando Teodoro Martínez lo vio me dijo, ´Franklin, ¿de dónde es que tú sacas estos muchachos?´. Por una diferencia de cuatro mil dólares D´Angelo Jiménez no firmó con los Dodgers”, recuerda Rodríguez.

La suspensión

Los Dodgers firmaron a Beltré el siete de julio de 1994, cuando tenía 15 años e informaron a la liga que el jugador había nacido en 1978 y no en 1979, violando el reglamento que rige el reclutamiento internacional desde 1985.

Pero en diciembre de 1999, el equipo fue sancionado con US$50,000, le fue prohibido firmar a dominicanos por un año y se ordenó el cierre de la academia por 12 meses.

“En una cena Scott Boras (su agente desde que firmó hasta que terminó su carrera) le pregunta a Adrián cómo se siente jugando con hombre él con 19 años y Adrián, inocentemente, le dice; ´no, yo tengo 18 años´. Boras le dice ´¿18, tú puedes demostrar eso?´, Él le dice que sí, Boras ve el pasaporte y Tony Bernazard, del sindicato de peloteros, se pone en contacto conmigo y le pregunta por el acta de nacimiento. Le digo que sí, hizo un vuelo a Santo Domingo, vino, habló conmigo. Le explica que si lo declaran agente libre por haber violada las reglas Adrián le pueden dar cinco millones que te pueden cambiar la vida y firmar con el equipo que tú diga, otra vez andaban todos los equipos detrás. Pregunté si eso le causaría un problema a Pablo Peguero, lo rechacé para evitarle un problema. Nunca consiguió el acta. Ahí vino el problema de suspender a los Dodgers”.

NUESTRAS EMISORAS