Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.50RD$ 55.50

RD$ 53.50RD$ 57.50

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Explicaciones históricas y vivencias del PRD

Publicado en Todo Incluido, hace 1 mes

Por Francisco Teofilo (Pululo)-
Puesto que la historia se escribe así: a nuestro entender, como visión de distintos hechos de la vida institucional de la República Dominicana acerca de un pasado político negativo, caracterizado por saldos aberrantes y nefastos; frente a un presente político impreciso, incoherente e indefinido, hasta ahora por las malas e incongruentes acciones y torpes procederes de la «ALTA DIRIGENCIA O CUPULA NACIONAL DEL PRD», como el más viejo partido del sistema político vigente en la República Dominicana, lo que es actualmente, el Partido de la Bandera Blanca y del Jacho Prendido; denominado anteriormente también, como «El Partido del Pueblo» y «El Buey que más Jala».
Pues a la luz y en función del alto grado de deterioro y desplome popular en lo electoral; frustración y desconsuelo que vive hoy en día, lo más sano y noble, que siempre ha existido dentro del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), que son sus bases militantes y simpatizantes de por vida, dentro y fuera como un verdadero partido Liberal y Popular del pueblo dominicano; por lo visto como PERREDEISTA y PEÑAGOMISTA que auténticamente somos, hemos observado claramente que en esa organización política, como la más vieja gloriosa de la República Dominicana, pues todo nos da a entender que sus altas cúpulas de dirigentes nacionales de esfera, guían y dirigen actualmente a ese partido de la peor manera y totalmente de espalda a los principios políticos e institucionales, que históricamente les dieron origen y fue fundado, no les ha interesado, ni importado en absoluto: ni su historia, ni su rol democrático-social, ni mucho menos aún, la suerte desafortunada e incierta de sus nobles militantes y simpatizantes, como bases muy pobres y personas humildes que son.
En este presente análisis político-social, que desde mi clara y precisa opinión abierta, que públicamente hacemos y difundimos, comencemos por el señor ingeniero Miguel Vargas Maldonado, actual presidente titular del PRD, así también como su alta dirigencia nacional, lo cual tenemos a bien decirles, aclararles y reiterarles, a manera de recuerdos históricos memorables, lo siguiente:
Cuando se fundó el PRD, en 1939, en las afueras de la ciudad de La Habana, en Cuba, aquellos protagonistas allí reunidos, les presentaron ese partido político al mundo, como un instrumento político-social propiamente del patrimonio de la historia nacional del pueblo dominicano, conforme a los maltrechos senderos de sus trayectorias políticas e institucionales, como nación soberana, país libre y república independiente.
El día 5 de julio del año 1961, con la desaparición de la dictadura encabezada por el General Rafael Leónidas Trujillo Molina, llegó al país aquella comisión del PRD, y les presentó al país, o a la nación, ese Partido (el PRD-Blanco), como una institución política al servicio de la libertad, la soberanía nacional, la democracia y la justicia social. Pero mucho más aún y, sobre todo, como el partido de la esperanza nacional.
El 20 de diciembre de 1962, el PRD con el Profesor Juan Bosch a la cabeza, y como su máximo líder y candidato presidencial, el cual ganó por un alto margen de los votos (más del 60 %) y respaldo popular, las elecciones.
Como presidente electo democráticamente por su pueblo, y fue juramentado como presidente de la República Dominicana el día 27 de febrero de 1963. Pero luego, fue derrocado el 25 de septiembre de 1963, por un Golpe de Estado Cívico-Militar, considerado a nivel internacional por todo el mundo, como abusivo, dañino y criminal.
Como un verdadero partido del pueblo, el PRD, fue la organización política que, junto a la izquierda revolucionaria del país, llamaron a la resistencia y rebelión popular del pueblo dominicano e hicieron la «REVOLUCIÓN O GUERRA PATRIA» del 24 y 28 de Abril de 1965, exigiendo el retorno del líder del PRD, Profesor Jan Bosch, al poder o a la presidencia de la República Dominicana, y, por consiguiente, al ORDEN CONSTITUCIONAL PERDIDO.
Toda aquella revuelta, fue en reclamo, del retorno al auténtico y legítimo gobierno democrático, electo por la voluntad popular del pueblo dominicano. Entonces, fue a partir de estos acontecimientos antes citados (tras el Golpe de Estado Civico-Militar), que el PRD, pues pasa a ser orientado y dirigido por el joven dirigente y líder Dr. José Francisco Peña Gómez, desde luego, siempre bajo las cobijas y directrices principales, de las ideas democráticas del otrora máximo líder liberal del partido, el Prof. Juan Bosch.
El día 6 de mayo de 1965, se firmó mediante un acuerdo de entendimiento, lo que se llamó: «EL ACTA DE RECONCILIACIÓN DOMINICANA, O ACTA DE SANTO DOMINGO». Esto fue acordado y firmado, entre el gobierno constitucional en armas, representado por el Presidente de la República Dominicana, Coronel Francisco Alberto Caamaño Deño y su gabinete, en su gran mayoría, Dirigentes Nacionales del PRD; y de la otra parte, los del gobierno de facto o golpistas, llamados también, «GOBIERNO RECONSTRUCCIÓN NACIONAL», encabezados por el General Antonio Imbert Barreras; y por último también firmaron dicha acta como ccuerdo, LA COMISIÓN ad-hoc, en representación de la OEA, como mediadores del conflicto POLÍTICO-MILITAR, que se daba en aquel momento en la República Dominicana.
Sin embargo, cabe y vale mucho la pena resaltar, que desde 1966 a 1978, al PRD le tocó encarnizar y enfrentar en el país, «12 años de gobierno», dirigido o presidido por el Dr. Joaquín Balaguer, bajo un fuerte y absoluto clima de terror y persecuciones políticas, que generaron muertes, deportaciones y encarcelamientos, de dominicanos, por simples motivos de disentir u oponerse ideológicamente al gobierno de turno, monitoreado y orientado por el Departamento de Estado de los Estados Unidos, desde su embajada en el país.
Todo aquello, hasta que a partir del año 1978, el PRD, dirigido por su inolvidable máximo líder Doctor José Francisco Peña Gómez, ganó como partido las elecciones generales, con su candidato presidencial, Don Antonio Guzmán Fernández, frente al Doctor Joaquín Balaguer, presidente de la República, y candidato presidencial del oficialista Partido Reformista; pero que el PRD y su candidato, quien tan pronto se juramentó y se instaló como presidente de República, y como gobernante democrático, dispuso y les dio aperturas a las libertades públicas en el país. A partir de entonces todo fue un verdadero cambio político positivo para toda la sociedad dominicana en general.
En definitiva y en conclusión, como verdadero perredeísta que somos, envueltos de pies a cabeza, por la bandera blanca, e iluminado claramente por la luz del jacho prendido del PRD, como el partido de la esperanza nacional; entendemos, afirmamos y creemos firmemente, que tanto el Ingeniero Miguel Vargas Maldonado, así como toda la alta dirigencia nacional del PRD., tendrán necesariamente y por obligación histórica nacional, que avocarse a un proceso de apertura y renovación, libre y democráticas, a lo interno de todo el partido en general, sobre las bases de la soberanía popular del partido, que en esencia radica y consiste en sus bases militantes .
Gracias.

NUESTRAS EMISORAS