Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.00RD$ 56.20

RD$ 56.60RD$ 60.50

Combustibles

Precio

RD$ 237.10

RD$ 273.50

RD$ 291.60

RD$ 136.10

Luis Abinader Vs Leonel Fernández

Publicado en Todo Incluido, hace 4 meses

12 horas con el presidente Luis Abinader

1 – El pasado domingo 21 del mes en curso, por voluntad expresa del presidente Luis Abinader, fui invitado a participar con él y su comitiva en la inauguración de 8 nuevas obras construidas por su gobierno en diversas localidades de la provincia de Santiago de los Caballeros. Esta ciudad es la cuna de mis ancestros paternos: Ulises Francisco Espaillat (mi tatarabuelo), Santiago Espaillat, Luis Espaillat (mi tío), etc.

2 – Llegué a la mansión presidencial a las 9:45 AM. Después de los saludos afectuosos de lugar, la caravana compuesta por el presidente, ministros y otros funcionarios, partió, dando inicio a lo que sería una larga jornada de trabajo.

3 – En esa caravana me tocó ir en una yipeta de placa 01 manejada por un militar, la cual siempre iba inmediatamente anterior a la del presidente. Para esta ocasión se me otorgó como edecán a un capitán del ejército que fue responsabilizado de mi seguridad y a una bella dama, que se encargaba de orientarme del protocolo a seguir.

4 – Como expliqué anteriormente, la jornada de trabajo, con un calor sofocante y lluvias intensas, fue extenuante. En cada una de las inauguraciones el presidente pronunció un pequeño discurso, ocho en total, a lo que hay que añadir por lo menos 32 discursos más, que fueron pronunciados por los ministros presentes, otros funcionarios y algunos comunitarios.

5 – Para llevar a cabo estas inauguraciones, no importó el intenso calor ni las lluvias, el programa no sufrió variación, se llevó a cabo en su totalidad, tal como había sido elaborado.

6 – Cuando llegábamos al lugar de la inauguración, las carpas estaban abarrotadas de miles de personas de la comunidad que gritaban espontáneamente, ¡cuatros años más! Lo mismo hacían las multitudes que se aglomeraban a todo el largo del camino, por donde transitaba la caravana presidencial.

7 – En todo este evento pude comprobar la gran energía del presidente, y su amor y entrega por el trabajo que hace. Este hombre es una máquina de trabajo. Mientras la mayoría mostrábamos algún signo de agotamiento, el presidente se mantenía fresco, alegre, risueño, jovial, dado a saludar efusivamente a todos los asistentes, especialmente a las mujeres y niños, y a todos aquellos que a simple vista mostraban ser los más carenciados y desvalidos. En todas estas inauguraciones, el presidente Luis Abinader se sentó en una de las sillas, que eran comunes para todos; nunca hubo un sillón especial para él. En todo tiempo Luis se comportó como un ser de carne y hueso.

8 – Para mí satisfacción, pude observar que el presidente Luis Abinader es un hombre sencillo, de un trato afable, con el cual las personas al conversar con él no se sienten intimidadas. De hecho, cuando tuvimos el almuerzo con los miembros de Amaprosan, el presidente de esa entidad, expresó su satisfacción de estar hablando con un presidente que le inspiraba hablar sin sentir el temor, ni el nudo en la garganta que había sufrido al hablar con los presidentes anteriores. También observé, que el presidente es un hombre que ni el dinero ni el poder se les han subido a la cabeza. Viste sencillo y se comporta y actúa sin afectación. Tampoco vi a nadie que pusieran a probar su comida para ver si estaba envenenada

9 – Después del periplo narrado, regresamos a la casa presidencial a eso de las 8:30 de la noche. Media hora después el presidente me invitó a pasar a su despacho, en donde solo los dos, conversamos de todo un poco hasta las diez de la noche.

Tres horas con Leonel Fernández.

10 – La finca ganadera de Eloy Pérez Sánchez y de mi hermana Aroma Espaillat Sánchez en Monte Plata, fue la meca donde iban muchos de los presidentes y aspirantes a posiciones electivas a celebrar sus reuniones proselitistas. Hipólito Mejía y Ramón Alburquerque, saben muy bien de lo que hablo, porque a esa finca ellos fueron varias veces a actividades políticas, principalmente Hipólito, quien fue tres o cuatro veces cuando ya era presidente de la República.

11 – De aquellas peregrinaciones, puedo contar lo siguiente: estando yo de visita en esa propiedad, fueron Juan Bosch y Leonel Fernández. Tanto Bosch como Leonel se maravillaron de las instalaciones para el ordeño, y ante las vacas se comportaron, como si nunca hubiesen visto una.

.12 – Leonel, ya siendo presidente, visitó de nuevo aquella estancia. El área de recibimiento estaba pleno de militantes del PLD y todo el lugar militarizado; y hasta el cielo estaba militarizado, con unos aviones de combate, que de vez en cuando lo surcaban.

13 – Para recibir a Leonel y su comitiva se instaló una carpa enorme. Lo que más impactó a mi hermana de toda aquella parafernalia, a otros y a mí, fue la aparición de un coronel del ejército dando órdenes a unos militares de rango inferior, para que bajaran de un camión un sillón especial donde colocado estratégicamente en la tarima, se sentaría el faraón a saludar a los que iban a rendirle pleitesía. En aquella ocasión, aquel Tutankamón, con su voz engolada, pronunció uno de sus discursos, hilvanados de sofismas.

14 – Así, entre actuaciones de puro teatro y ridiculeces, pasaron tres horas, tramo en la que un mortal venido de la pobreza y encumbrado hasta la cima del poder mostraba con sus acciones, que se había convertido en una divinidad, pero que ignoraba que el poder lo había corrompido hasta la medula. Este semidiós, nuevo mesías, y ungido del destino, en sus fantasías había olvidado que sus alas como la de Ícaro eran de cera y que las alturas cercanas al sol las derretirían para en caída libre precipitarse al abismo, tal como al final sucedió, para en última instancia darse cuenta, que solo era un mortal de carne y hueso.

A modo de conclusión.

A – Por el apoyo entusiasta que vi hacia el presidente Luis Abinader del conglomerado humano que asistió a las inauguraciones señaladas, puedo asegurar que, la reelección del actual presidente es un hecho, siempre y cuando gane de manera democrática, la repostulación en la convención presidencial a celebrarse el próximo primero de octubre. Hablo de repostulación, porque hablar de reelección sin haber ganado la repostulación, es una manera grosera de atropellar a los demás aspirantes presidenciales.

B – Hablo como institucionalista. Por ello aspiro a que el proceso para que el PRM elija a su candidato presidencial para las elecciones del 2024, se dé de manera democrática sin atropellar a los demás aspirantes, para así evitar la división del partido, cosa esta que sería una fatalidad que tenemos que evitar a toda costa.

C – En cuanto a Leonel, testarudo y bruto como Sísifo, de nuevo, y al parecer con otras alas, quiere encumbrarse nueva vez a las cimas del poder, cosa que no podrá lograr, porque Leonel Fernández, de Ave Fénix, no tiene una sola pluma. Tendrá plumas, pero de cotorra, o pelos de gato, pero plumas de ave Fénix, jamás.

Para más, finalizo este trabajo recordando a nuestro pueblo, que la vigencia política de Leonel Fernández y su círculo de corruptos y corruptores, constituye un reto y una ofensa a la dignidad nacional.

El que tenga oídos, que oiga…

NUESTRAS EMISORAS