Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.30RD$ 55.60

RD$ 59.00RD$ 63.00

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Maldonado jura como presidente de Guatemala

Publicado en Mundiales, hace 7 años

Guatemala.-El Congreso de Guatemala aceptó ayer por unanimidad la renuncia del presidente Otto Pérez Molina en medio de una investigación de corrupción que ha sacudido a la clase política del país a tres días de elecciones. El vicepresidente Alejandro Maldonado, un exmagistrado conservador de 79 años y quien recientemente asumió ese cargo después de que su antecesora renunciara en el escándalo de sobornos y fraude fiscal, prestó juramento como nuevo Presidente del país.

“He pedido a todos los ministros y altos cargos de gobierno que pongan a disposición sus cargos”, dijo Maldonado de 79 años. “Voy a formar un gobierno transitorio que invite a todos los grupos sociales que se están manifestando en las calles, que hagan propuestas de nombres de los jóvenes profesionales para formar la nueva administración”.

Esta crisis política sin precedente en la historia reciente de Guatemala tuvo lugar en una agitada semana en la que Pérez Molina fue despojado de su inmunidad, abandonado por los principales miembros de su gabinete, y en la que fue testigo de cómo su ex vicepresidente, Ingrid Roxana Baldetti, fue encarcelada para también ser juzgada.

Mientras Maldonado asumía el cargo, Pérez Molina se encontraba en un tribunal el jueves haciendo frente a acusaciones por recibir sobornos, y por verse involucrado en una trama de corrupción en la que presuntamente un grupo de empresarios pagaban dinero para evitar el pago de aranceles de importación y agilizar trámites.

Pérez Molina, de 64 años, es el primer presidente de Guatemala en renunciar y aún no está claro si iba a ser detenido preventivamente. El exgeneral retirado y ahora ex mandatario insistió en su inocencia durante un receso en la audiencia judicial y dijo que comparecer al tribunal lo hacía sentirse “mal, esto es muy duro”.

“Yo tuve herramientas, pude haber sacado a la CICIG, pude haber cambiado a la fiscal, me pude haber atrincherado y no lo hice”, dijo en referencia al hecho de que pudo haber interrumpido la investigación y que no lo hizo.

La juramentación se registró horas después de que el legislativo aceptara de manera unánime la renuncia de Otto Pérez Molina, que presentó en la víspera.
Los 118 congresistas que se encontraban presentes en la sesión del Congreso votaron a favor de la aceptación de la dimisión. Se registraron 40 legisladores ausentes en la sesión plenaria.

Las elecciones del domingo enfrentan a un acaudalado empresario y político, Manuel Baldizón, frente a otros 13 candidatos, entre ellos un comediante sin experiencia política, una ex primera dama y la hija del dictador Efraín Ríos Montt, acusado de genocidio. Si ninguno de los candidatos alcanza el 50% de los votos el domingo, una segunda vuelta electoral se llevará a cabo el 25 de octubre.

El legislador Ricardo Villate, del partido Líder, de Baldizón, dijo que “es importante la calma del proceso electoral, las elecciones están muy cerca y hay que garantizar el debido proceso institucional. Será la historia la que juzgue a Otto Pérez y a Roxanna Baldetti. Nosotros debemos garantizar que la institucionalidad siga hacia delante”.

Al momento de la votación para aceptar su renuncia, Pérez Molina se encontraba en un tribunal asistiendo a una audiencia judicial, que se inició un par de horas antes con la lectura y explicación de las acusaciones de corrupción.

Amílcar Pop, diputado del partido indigenista de izquierda Winaq, dijo que con la renuncia de Pérez Molina “no se resuelve la crisis. Tampoco con el proceso electoral, hay demasiados candidatos investigados por la justicia debido a su corrupción. Hay diputados que responden a empresas, que son dependientes del dinero y los intereses más oscuros”.

Pérez Molina ingresó a un cuartel militar en el que pasó la noche bajo custodia antes de que se reanude la sesión a las 8 de la mañana del domingo.

Nuevo presidente, un exmagistrado conservador 

El nuevo presidente de Guatemala acababa de ocupar el cargo de vicepresidente cuando el jueves fue promovido al máximo cargo público de la nación después de la renuncia de Otto Pérez Molina. Pero Alejandro Maldonado, quien fungió sólo unos meses como vicepresidente antes de prestar juramento a su nueva responsabilidad ante el Congreso, también tendrá una corta estadía en la presidencia: será reemplazado el 14 de enero de 2016, cuando ocupe el cargo el ganador de la elección presidencial del domingo. El exmagistrado de la Corte Suprema, de extracción conservadora, fue elegido de una lista que suministró en mayo Pérez Molina al Congreso para reemplazar a Roxana Baldetti.

NUESTRAS EMISORAS