Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 50.01RD$ 50.55

RD$ 56.01RD$ 59.68

Combustibles

Precio

RD$ 195.50

RD$ 219.70

RD$ 235.30

RD$ 105.10

Monte Grande: una aspiración perenne de habitantes del Suroeste

Publicado en Editorial, hace 3 semanas

La Presa de Monte Grande ha sido una aspiración perenne de los más de 520 mil habitantes de las provincias de Barahona, Bahoruco e Independencia. Ilusión  que se justifica por los beneficios que se esperan del proyecto a esas demarcaciones.  La obra traerá a los habitantes de la zona los beneficios siguientes: agua potable, riego, generación eléctrica,  control de inundaciones,  así como el uso del embalse en sí  para la pesca y el turismo ecológico. También, permitirá regular el caudal, en la cuenca baja del rio Yaque del Sur. En resumen la obra incluye los siguientes beneficios:

Suministro de agua para el acueducto regional del Suroeste (Barahona, Bahoruco e Independencia), dotándole de 2.00 m3/s por gravedad,  evitando el uso de bombas como se hace en la actualidad,  economizando energía y disminuyendo la contaminación ambiental.

Garantía de agua para riego a un área de  44,594 hectáreas (706,815 tareas), en los sistemas de riego de Neyba, Tamayo y Barahona, incorporando a la actividad económica a 3,907 agricultores.

Generación de energía eléctrica, mediante la construcción de una central hidroeléctrica al pie de presa con capacidad para general 13 mega watts.

Mitigación de los daños provocados por las inundaciones del Río Yaque del Sur en la zona baja, reduciendo los riesgos y pérdidas humanas, de propiedades, pérdidas de cultivos y los daños a la infraestructura.

Primer Strike

A pesar de los beneficios citados anteriormente, la construcción de esta presa fue rechazada por las conclusiones que se llegó a partir de  un estudio minucioso realizado en la cuenca del rio Yaque del Sur, por la Agencia Japonesa de Cooperación Internacional (JICA) por sus siglas en inglés, en el 1997.

El estudio lo realizó el consorcio Nippon Koei, CO. Ltd, contratado por la JICA para tal fin. Entre las evidencias presentadas para rechazar la construcción de la presa en ese entonces se destacan las siguientes:

  1. La ausencia de una garganta o estrecho adecuado en el rio para la construcción del muro.
  1. La geología de área compuesta por suelos arenosos (entisoles de escasos desarrollo estructural) con muy baja estabilidad estructural sujetos a alta tasas de erosión y posterior sedimentación.
  1. La alta deforestación observada en el área.

Estas limitantes de acuerdo al estudio tendrían un efecto drástico en la vida útil de la presa, haciendo que la inversión estimada en unos 250 millones de dólares, en ese entonces, no fuera factible. Hoy el presupuesto ha sido elevado 401 millones de dólares.

No obstante, estas conclusiones de la JICA, en el 2008 el Ing. Héctor Rodríguez Pimentel, presentó un contrato para la construcción de la presa por un costo estimado de 350 millones de dólares. Las obras civiles que serían contractadas en esa propuesta hasta el día de hoy no han sido reveladas.

En noviembre del 2011, se presenta una modificación al contrato original por el  Ing. Francisco Rodríguez, esta vez por un monto menor de 250 millones de dólares.

Otro hecho desafortunado para el proyecto ha sido la fuente de financiamiento, que se realizaba a través del contrato de junio del 2013 con el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) de Brasil,  el cual fue afectado por los escándalos de corrupción,  de la empresa Brazileira Odebrecht en el 2014.

El problema de financiamiento se resuelve con la firma de un contrato en el 2015 por un monto de 249.6 millones de dólares con el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), para la terminación de la presa conocido como fase 3 del proyecto.

Las obras civiles contratadas para la culminación del proyecto son las siguientes:

Construcción de un muro  tipo escollera (materiales sueltos) con paramento aguas arriba en concreto (Concrete Face Rock FillDam: CFRD) de 70 metros de altura y con una capacidad de almacenamiento de 250 millones de m3. La cortina de la presa proyectada tiene una longitud de 1,211.68 metros, ubicada a una altura de 188 m.s.n.m. (metros sobre el nivel del mar).

Dos aliviaderos para desagüe de excedencias, uno para operación de servicio con capacidad de 4,000 m3/s y el segundo para operación en emergencias cuya capacidad es de 10,000 m3/s.

La instalación de una tubería para conducir agua para riego en la margen derecha que irrigará el Valle de Neyba, esta tubería tendrás un diámetro que variará entre 2.00 a 1.80 metros. Esta red  cubrirá un área de 2 mil hectáreas en la zona de influencia de los canales San Ramón y Aguacatico. La longitud de esta tubería principal es de 33 Km, la cual descargará en un reservorio impermeabilizado con membrana geotextil, el cual estará ubicado en la cercanía del poblado El Salado. La construcción del este reservorio permitirá ampliar el riego predial a unas 4 mil hectáreas con riego presurizado (goteo).

La Instalación de una tubería en la margen izquierda de 21 Km de longitud, con diámetros de 1.8 a 2 metros, esta  alimentará diez (10) lagunas de regulación. Cuatro (4) de estas abastecerán el sistema de riego de Tamayo y Vicente Noble, mientras las otras seis (6) abastecerán las 4 mil hectáreas restantes desde la comunidad de Canoa hasta los poblados de Fundación y Pescadería, utilizando el riego convencional.

Esta red permitirá que se elimine la necesidad de bombeo que actualmente tienen parceleros en esta zona que sufren muchas precariedades en su servicio de riego.

La rehabilitación del Dique Derivador de Santana, que constituye la obra de toma con nueve (9) compuertas, seis (6) para el canal Santana y tres (3) para el canal proyectado para una segunda etapa que contempla el riego presurizado para aumentar la eficiencia de aplicación del agua de riego (goteo).

La construcción de una central hidroeléctrica para la generación de 13 mega watts de energía al pie de la presa.

Segundo Strike

El INDRHI modifica el proyecto original como sigue:

Costo del proyecto de 249.6 millones de dólares aumento a 401, 699,079.75.

Capacidad de almacenamiento se aumentó de 228 Mma 780 Mm3

Aumento del muro da la presa de 188 msnm a 206 msnm.

Centrales hidroeléctricas a ser instalada al pie de la presa fueron cambiadas para ser construida en el poblado de Fondo Negro, esperando aumentar la potencia de 13mega watts  a 17.17mega watts, turbinando unos 26m3/s.

Construcción de un túnel para aprovechar una caída de 116 metros.

Se agregaron 600 mil tareas para ser irrigada en el bajo Yaque del Sur y la Olla del Lago Enriquillo.

Tercer Strike

Como puede verse esta obra está en mano del gobierno del PLD desde el 2008, en estos 12 años de gestación y construcción el gobierno del PLD luces desorientado en relación a los alcances del proyecto como lo manifiestan estos cambios de diseño.

En septiembre del 2013 el director del INDRHI presentó un informe según el cual la obra tenía un monto cubicado equivalente a 117 millones de dólares para un avance según el de un 29%.

En el 2018 el director cuelga un video en la página digital del INDRHI donde dice que el proyecto tiene un avance de un 25%.

El 3 de febrero del presente año 2019, el presidente Danilo Medina, experto en manipulación mediática, vuelve a interpelar como en otras ocasiones al director del INDRHI y al ingeniero responsable de la obra sobre el cambio de fecha de entrega de la obra de abril a julio del 2020, a lo que el director del INDRHI responde con seguridad que lo que se entregará en julio del 2020 no es la obra sino el muro.

Strike Out

La verdad es que el proyecto Monte Grande no se terminará hasta que no se instale en el Palacio Nacional un gobierno transparente, responsable, eficiente y capaz. Nuestro pronóstico es que la  terminación de la obra requerirá un tiempo mínimo de tres años para realizar las siguientes tareas pendientes:

Diseño y construcción de la red de riego y drenaje de ambas márgenes del rio Yaque del Sur.

Ubicación y adecuación de las 1.3 millones de tareas de tierras a ser intervenidas por el proyecto.

Diseños y construcción del túnel para la central hidroeléctrica.

Financiamiento para la compra de la dos turbinas a ser instalada en la central cuyo costo estimado de unos 60 millones cada una y que no han sido incorporada al presupuesto del proyecto.

Diseño e instalación de sistema de riego presurizado (goteo) a unas 4000 hectáreas (63,600 tareas), de tierras que serán modernizadas con el proyecto.

Diseño y construcción de 10 de lagunas de almacenamiento.

En la semana pasada el diario libre julio 25, 2019 publica una declaración del  director del INDRHI Olgo Fernández, en la que informa que la obra costara un 25% más del monto presupuestado, esto significa un incremento de  62 millones 400,000 dólares. Todo esto sin explicar cuando por fin culminara la obra.

Mi conclusión es que esta obra la terminara el próximo Presidente de la Republica el Licenciado Luis Rodolfo Abinader Corona.

Y el director del INDRHI debe explicar al país en que se ha gastado los miles de millones pesos (5,850 al 2013), y entre otras obras menores lo único visible es el muro de la presa.

Por René Mateo
Acento.Com

NUESTRAS EMISORAS