Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 53.13RD$ 52.50

RD$ 50.50RD$ 54.00

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

Quirino vuelve con la garantía de que “no será molestado”

Publicado en Nacionales, hace 8 años

Santo Domingo.- Quirino Ernesto Paulino Castillo regresó en la madrugada de este sábado por la vía franca, sin que extrañamente se le diera el tratamiento común a los habitualmente deportados por narcotráfico y otros crímenes desde Estados Unidos, después que cumplen sus penas.

Llega, bajo un halo de misterio, estimulado incluso por las autoridades que se han limitado a decir: “Los organismos de seguridad del país, no solamente en el caso de Quirino, tienen todo bajo control”, con la advertencia de que “esperamos que no vuelva a incursionar en lo mismo”.

La acogida del ministro de Interior y Policía, José Ramón -Monchy- Fadul, sugiere que retorna prácticamente libre de sospecha: “Ya él mostró su arrepentimiento y que se integre, pero no sólo él. Cualquier persona que viene de Estados Unidos, que haya tenido problemas legales en Estados Unidos o en otro país en el mundo, aquí los organismos de seguridad le dan seguimiento… no a nadie de manera particular, sino a todos”. Estas declaraciones, más otros movimientos conocidos, sugieren que el narcotraficante entre sus negociaciones con las autoridades norteamericanas habría también pactado su retorno a República Dominicana sin que fuese tocado por las autoridades nacionales.

Diez años han pasado desde que mediante el decreto 103-05, el entonces presidente Leonel Fernández acogió la sentencia de la Cámara Penal de la Suprema Corte de Justicia (SCJ), que ordenaba la extradición a Estados Unidos del excapitán Paulino Castillo, acusado de traficar con 1,387 kilos de cocaína.

Al igual que en ese momento, el confeso narcotraficante es el centro de atención en República Dominicana. Hace varias semanas, Quirino reveló en una llamada telefónica que financió la Fundación Global Democracia y Desarrollo (Funglode) del expresidente Leonel Fernández, así como toda la campaña política de éste del 2002 al 2004, para su retorno al poder. “Leonel es un irresponsable, él sabía quién era yo y sabía que el dinero que le estaba dando para su campaña era dinero sucio”, aseguró. Dijo que está dispuesto a someterse a cualquier polígrafo del FBI, la CIA u otros organismos de inteligencia para demostrar quién dice la verdad, si él o el expresidente Fernández.

Unos días después, Fernández salió al frente de las acusaciones mediante un comunicado. “Constituye para mí motivo de alto orgullo y satisfacción el hecho de que el narcotráfico transnacional, utilizando la alegada identidad de un reconocido convicto por narcotráfico, ponga en acción una campaña de descrédito contra mi persona. Esto así, en razón de que esos ataques ponen de relieve la firmeza con que mi Gobierno enfrentó a esos sectores del crimen transnacional organizado, a quienes extraditó en cumplimiento de la ley”.

La extradición

Fernández argumentó que la entrega en extradición se dispone en el entendido de que a Paulino Castillo bajo ninguna circunstancia se le impondrá la pena de muerte, “en el caso de que se comprobare su culpabilidad respecto de las infracciones por las cuales ha sido extraditado y deberá ser juzgado”. Uno de los considerando del decreto decía que “el gobierno de los Estados Unidos de América a través de su embajada acreditada en el país, mediante su nota Diplomática número 04 de fecha 11 de enero de 2005, ha solicitado del Gobierno Dominicano, la entrega en extradición del nombrado Quirino Ernesto Paulino Castillo”.

Arresto

En el 2004, Paulino Castillo fue detenido con un cargamento de 1,387 kilos de cocaína, el cual era transportado hacia la región del Cibao en el país. En ese entonces, la fortuna personal de Paulino Castillo se estimaría en unos RD$ 2 mil millones de pesos dominicanos.

El Don, como se le llamaba, poseía moteles, centros de diversión, modernas factorías y el 80% de los autobuses que viajan hacia Elías Piña. También, en la cercana provincia San Juan de la Maguana era dueño de la más moderna finca ganadera del país. Sus inversiones llegaban a Santo Domingo, donde poseía una moderna estación de gasolina, y una empresa importadora y distribuidora de vehículos.

Proceso judicial en Estados Unidos

El juicio contra Castillo y otras 20 personas acusadas de tráfico de drogas en Nueva York, dio inicio en septiembre de 2008.

El caso penal fue llevado a cabo en el distrito sur de la ciudad de Nueva York por la jueza Kimba Wood. Entre las razones por las cuales los jueces han negado la puesta en libertad bajo fianza de la mayoría de los sospechosos es que no tienen propiedades en los Estados Unidos, que se puedan presentar como garantía, que sólo tienen garantía en otros países o su país de origen, y que podrían posiblemente escapar y convertirse en fugitivos.

En enero de 2009, Paulino admitió su culpabilidad y dijo que envió 33 toneladas de cocaína desde República Dominicana a Estados Unidos entre 1996 y 2002. En febrero fue arrestado Ernesto Guevara Díaz (Maconi), quien es cuñado de Castillo. En junio se dio a conocer una supuesta grabación donde Castillo mantiene una conversación con Guevara y donde revelan que tenían una alianza. La grabación, además, revela que fue hecha justo un día antes del apresamiento de Castillo. Guevara, quien supuestamente era la mano derecha de Castillo, fue extraditado el 10 de julio de 2009.

En 2010 la DEA y el FBI informaron que una persona supuestamente vinculada a la red de narcotráfico de Paulino Castillo llamada Gladys Suriel Collado o Gladys Elsida Sánchez Suriel se fugó con la ayuda de un ex jefe de inteligencia de las Fuerzas Armadas, quien además era amante de éste. Quirino Paulino Castillo fue liberado en enero de 2014 por la jueza Kimba Wood.

Vínculos con políticos dominicanos

Los profundos vínculos de Castillo con los más altos militares y políticos de República Dominicana fueron de vital importancia para su evasión de la ley. Paulino tuvo mucho apoyo político y militar durante su vida en el narcotráfico, llegando a hacer negocios ilícitos con muchos de ellos. Durante un acto político, en su natal Elías Piña, Paulino se comprometió a donar dos millones de pesos para la reparación de una escuela. Llegó a tener mucha influencia en la vida política dominicana, tales como proteger sus intereses, cabildeando contactos y privilegios con los políticos.

En 2003, Paulino fue juramentado como miembro del PRD por Sergio Grullón, cuñado del presidente de entonces Hipólito Mejía. Además, también fue involucrado con el PLD y sus altos dirigentes, incluyendo a su presidente Leonel Fernández. Paulino llegó a financiar las campañas a candidatos de los 3 mayores partidos políticos de República Dominicana a cambio de silencio y complicidad.

Un informe afirmó que Paulino había hecho varias donaciones al Partido Revolucionario Dominicano (PRD) para la construcción de escuelas en Comendador, también donó un vehículo para el comité municipal del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), y había hecho donaciones a políticos del Partido Reformista en Elías Piña. El reporte señaló que Paulino empleó al ingeniero Henry Duval, quien fue director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos en San Juan de la Maguana durante la primera administración de Fernández 1996-2000 como jefe de riego en una de sus fincas en el año 2000, cuando éste fue destituido de su puesto debido al cambio de gobierno. Duval, después de trabajar cuatro años para Paulino, fue nombrado nuevamente en su puesto en el gobierno de Fernández 2004-2008.

En abril de 2004, el mayor general Furcy Castellanos, jefe de Inteligencia del Ejército J-2, reveló que las Fuerzas Armadas alertó al expresidente Mejía que la DEA estaba tras la pista de Paulino.

Explicó que Mejía no se apegó a las recomendaciones de dar los informes, debido a la proximidad de las elecciones de mayo de ese año.

Cargos imputados

Los cargos que se le imputaron en ese momento son los siguientes:

-Dos cargos de asociación ilícita para importar una sustancia controlada (cocaína), en violación a la Sección 963 del Título 21 del Código de los Estados Unidos.

-Un cargo de asociación ilícita para distribuir una sustancia controlada (cocaína), en violación a la Sección 846 del Título 21 del Código de los Estados Unidos.

-Un cargo de asociación ilícita para lavar ganancias derivadas del narcotráfico, en violación a la Sección 1956(h) del Título 18 del Código de los Estados Unidos.

-Un cargo de distribución de una sustancia controlada (cocaína) con intención de importarla a los Estados Unidos, en violación a la Sección 959 del Título 21 del Código de los Estados Unidos y la Sección 2 del Título 18 del Código de los Estados Unidos (ayudar e instigar el cometimiento de un delito).

NUESTRAS EMISORAS