Tasas de Cambio

CompraVenta

RD$ 54.20RD$ 55.20

RD$ 55.50RD$ 59.50

Combustibles

Precio

RD$ 241.10

RD$ 274.50

RD$ 293.60

RD$ 147.60

La Ciénaga de Barahona guarda 159 años de historia

Publicado en La Voz del Sur, hace 1 mes

Barahona- El municipio de La Ciénaga, perteneciente a la provincia de Barahona, en la costa, acaba de cumplir 159 años de fundada, convirtiéndose en una de las comunidades más longevas de la Perla del Sur.

La Ciénaga fue fundada por desertores de la guerra de La Restauración en el mes de octubre, primera semana del año 1863, por la pareja de esposos, Magdalena Guevara, española y Yon Jenaro, cocolo.

La pareja construyó su vivienda en lo que se conoce hoy como sector Leopoldo Féliz, donde hay en la actualidad una humilde vivienda de cinc, techada en madera y piso de cemento.

En el 1,863, la primera casa construida en el lugar era cobijada de yagua, paredes de tejamaní y piso de tierra, según trabajo publicado en exclusiva para el periódico Armario Libre (impreso).

La ubicación del municipio de La Ciénaga no le ha ayudado, porque por la inclinación del terreno, le ha impedido crecer lo suficientemente acorde a los tiempos; sin embargo, a pesar de esa limitante, se han construido casas por todas partes.

El municipio de La Ciénaga tiene su historia, y el profesor Silvio Noé Villanueva la ha recogido en varios libros publicados.

Por mucho tiempo, quienes viajaban al Sur, desde Barahona hasta Pedernales y otros municipios de la costa, disfrutaban de un paisaje bellísimo al llegar a La Ciénaga, pero al ser construida la carretera nueva y sacar la vía del poblado, el lugar ha quedo como un escondite para el disfrute de unos pocos.

Sin embargo, el lugar, que era lleno de malezas, “adornado” con tunas y bayahonda, fue intervenido por los grupos sociales de la comunidad, con Carmen Isidoro Feliz (Mello), director de la junta Municipal por el año 1998, a la cabeza, dándole seguimiento en la gestión 2010-2016 el ingeniero José Francisco Moreta como alcalde, quien terminó de construir la obra.

Hoy es uno de los lugares más atractivos de La Ciénaga, donde cientos de personas asisten diariamente a la recreación y a respirar aire puro, así como a empinar el codo en los establecimientos de bebidas alcohólicas establecidos.

Mientras unos bailan una buena bachata o un buen merengue, otros juegan al baloncesto en su cancha, y otros se dan un chapuzón en las aguas cristalinas, propias del mar Caribe.

La Ciénaga tiene la “cañada de la batalla”, ubicada en el límite con el distrito municipal de Bahoruco (Fudeco), considerado el lugar estratégico que usaron para los enfrentamientos de Bolo jimenistas (Los Bolos) y de Coludo horacista (Los Coludos de Horacio Vásquez), después de la desocupación norteamericana en el año 1924.

República Dominicana era gobernada por Horacio Vásquez y los coludos tenían la obligación de no dejar pasar los bolos, porque iban a interrumpir las autoridades de Barahona.

En el lugar, hubo muchos muertos entre ellos Eugenio Medina y Tomás Cuevas.

A Tomás le dieron un tiro en la cabeza que quedó marcado para toda su vida.

El arma de fuego utilizada en esa época era el cachafú, que cuando tiraba la colocaba en un embace de agua para enfriarla y volverla a utilizar entre dos o tres días.

Hoy La Ciénaga tiene buenas casas, y las autoridades edilicias de los últimos años se han comprometido a realizar una buena gestión a favor de la comunidad.

Las actuales autoridades, con el alcalde José Francisco Moreta, a la cabeza, y a petición de la comunidad, construyó un gran letrero dando la bienvenida a los visitantes a La Ciénaga, porque antes, “mucha gente llegaba y no sabían dónde esteban”.

Silvio Noé Villanueva

Villanueva admite que, en los últimos años, el municipio de La Ciénaga ha tenido un crecimiento, pero al mismo tiempo, un descrecimiento poblacional.

Dijo que se realizó un censo en el 1992, pero en el 2003 hubo menos habitantes, lo pienso fue por la decadencia del café, principal producto que se cultiva en la zona, que al ser la producción muy baja, los habitantes del municipio emigraron.

“La gente salió a otras ciudades y al extranjero, provocando una reducción, pero para el Censo del 2010, aquí había nueve mil 112 habitantes y estamos esperando el que se va a realizar ahora, para ver cuantos tenemos, pero de seguro hay un crecimiento”, aseguró el educador.

Dijo que el municipio ha tenido un crecimiento lento, pero ha crecido.

Villanueva destacó que La Ciénaga tiene estación de combustibles y gas propano, edificios de tres y cuatro plantas, las calles están organizadas, hay una escuela de 29 aulas, lo que antes no existía.

“Un aspecto positivo es que aquí hay muchos profesionales, muchos emigran, pero la mayoría se queda. Aquí en los años 70, todos los profesores venían de fuera, y ahora hay más de 100 profesores que son de esta comunidad; eso fue por la fundación del liceo en el 1980, y de ahí salieron muchos bachilleres y la mayoría se hicieron profesionales y la mayoría están aquí”, precisó.

Villanueva atribuyó como algo negativo el incremento del consumo de estupefacientes y la gran cantidad de extranjeros (haitianos”, que han comenzado a arrabalizar la comunidad.

NUESTRAS EMISORAS